¿Por qué y cómo diseñar la cultura de la franquicia?   

 

 

Desde SDEYF Consultores te queremos ayudar a rediseñar o facilitar las claves para que tu cultura empresarial sea un valor añadido en tu red de franquicias.

 

Tener una cultura organizacional bien diseñada y que se enfoque en el bienestar de las personas puede hacer un negocio 3 veces más rentable (Fortune magazine).

 

No sólo eso, según Entrepreneur, las empresas que invierten en cuidar a sus empleados son 31% más productivas, los trabajadores están satisfechos con sus trabajos y, por lo tanto, tienen 54% más probabilidades de quedarse, y mejoran su desempeño en un 50% por encima de las expectativas.

 

Disfrutar una cultura que potencie el éxito de la organización no es exclusivo de las grandes empresas del IBEX. Tan pronto dos emprendedores (unidad mínima de equipo) forman una empresa con objetivo común y se organizan para llegar a ello, desarrollan una dinámica de creencias, valores y formas de trabajar a la que llamamos cultura. Al crecer la empresa, y especialmente en el caso de las franquicias, se incluyen en la cultura los sistemas de gestión del talento y del franquiciado. La dinámica de todos estos elementos determina si la experiencia empleado y/o franquiciado favorecen la felicidad y la productividad en el trabajo o no.

 

Ahora bien, esa cultura puede darse por “defecto”, es decir, sin ser muy conscientes y de manera espontanea; o se puede diseñar de manera predeterminada, para que apoye el desarrollo del negocio y la estrategia.

 

Y… ¿cómo diseñar la cultura para que favorezca el crecimiento sostenible de la franquicia? Hay metodologías y herramientas que facilitan el diseño e implantación de la cultura. En cualquier caso, hay que asegurar que el proceso incluya:

 

  • Inspiración, compromiso y alineación de los líderes, con una visión clara de futuro y propósito de la franquicia.
  • Medición y adecuación a la realidad, entendiendo la casuística actual y cómo vamos a medir y gestionar el cambio y el éxito.
  • Definición estratégica, siguiendo las líneas de negocio, no de corta y pega.
  • Definición democrática, con la participación de la mayor cantidad de personas posible a lo largo de todo el proceso.
  • Sostenibilidad en el tiempo, a través de sistemas organizacionales alineados y refuerzo con la tecnología.
  • Vivir, comunicar y celebrar continuamente, siguiendo el IPC de la transformación cultural:
  • Insistencia: La planificación de la comunicación y actividades que acompañan este proceso debe contener numerosos impactos, por varias vías y de manera integral e integrada.
  • Persistencia: Continuidad y refuerzo del cambio a largo plazo.
  • Consistencia: Ante todo, asegurar la coherencia entre lo dicho y lo hecho. Las nuevas formas de hacer se tienen que experimentar de manera homogénea a través todas las interacciones de las personas con el ecosistema de la franquicia.

Si la cultura no está inspirando a sus equipos para crear el mejor resultado en el trabajo, se está perdiendo dinero. Pasar de “bien a excelente” es posible, Veronica Fernandez lleva más de 15 años haciéndolo en empresas de todo tipo, en más de 10 países, y ahora en colaboración con SDEYF Consultores te ofrece la posibilidad de implantar su metodología en tu red de franquicias.

 

Para más información:

Comunicacion@sdeyf.com

+34 916 626 620

Recommended Posts